Como en su último gesto…

February 17, 2007 at 3:41 pm 1 comment

No a otra cosa vino el invasor a nuestro país, sino a defender esos intereses; los suyos y los de la oligarquía que se arrodilla ante el yanqui como si fuera un dios”. Nada hay que agregar a este párrafo, contenido en un discurso que en agosto de 1965 pronunció Francisco Alberto Caamaño Deñó. A 34 años del fusilamiento del Coronel de Abril, es preciso reiterar la denuncia y alzar el grito.La oligarquía sigue arrodillada, mientras los sectores sanos de la sociedad se manifiestan contra la injusticia, contra el hambre, contra la corrupción y contra la actitud entreguista de gobiernos que salen de las entrañas mismas de un poder ilegítimo y criminal.

En febrero de 1973, los asesores militares estadounidenses, Joaquín Balaguer y el alto mando militar a su servicio tomaron la decisión de fusilar a Francisco Alberto Caamaño Deñó.

Había fracasado militarmente el movimiento guerrillera que él encabezó, pero bien sabían Balaguer y los jefes del todopoderoso cuerpo de asesores militares yanquis conocido por las siglas MAAG, que no podían comprar con prebendas ni encerrar en cárcel alguna la conciencia del militar contestatario, comprometido a luchar por la soberanía y decidido a usar las armas para defender al pueblo y no para atropellarlo.

El Coronel de Abril, el hombre que encabezó la resistencia contra la más aparatosa invasión yanqui del siglo pasado, regresó al país a la cabeza de un movimiento guerrilero que fue desarticulado por los servicios de seguridad. Herido y apresado en las montañas de Ocoa, los sustentadores del poder decidieron fusilarlo para que siguiera su curso la podredumbre de la cual ellos eran y siguen siendo beneficiarios.

Oficiales como Juan René Beauchamps Javier y Ramón Emilio Jiménez, tomaron acción contra quien años antes había sido su compañero de armas, pero no estaba dispuesto a obedecer a un presidente juramentado por las fuerzas de ocupación y encargado de aplicar el proyecto imperialista.

Caamaño era, pues, un símbolo, y lo sigue siendo, porque, lejos de servir a Joaquín Balaguer, lo combatió.

Los organismos militares y de seguridad tuvieron que difundir la foto de su cadáver con el puño en alto. El grito: ¡Viva la República Dominicana, Coño!, fue la muestra de que, con su cuerpo, no caerían al suelo sus ideales; fue el testimonio de que él no se arrodillaría ni para pedir que le permitieran continuar respirando.

Hoy, a punto de conmemorarse el 34 aniversario de este hecho, el nombre, el grito y el gesto de Francisco Alberto Caamaño Deñó, acompañan la denuncia de que la oligarquía sigue arrodillada.

Hay que decirlo, aunque el poder coloque entreguistas en la silla presidencial. Hipólito Mejía, quien se autodefinió como lacayo del imperialismo y envió soldados dominicanos a reforzar la ocupación en Iraq, fue sustituido por Leonel Fernández, quien definió el territorio nacional como una parte del traspatio de Estados Unidos y sigue dando apariencia de legalidad al incremento de la presencia militar yanqui.

Una muestra de la que la oligarquía sigue de rodillas es el hecho de que, con la anuencia de las actuales autoridades, siempre dispuestas a decir “Yes, Sir”, soldados yanquis patrullarán las costas dominicanas con el pretexto de librarnos del narcotráfico, cuando sólo podrían hacerlo si reducen el tamaño del mercado de esos productos en su país.

Del proyecto de escuela de sargentos dirigida por el Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, de los continuos ejercicios militares encabezados por oficiales yanquis, del uso del territorio dominicano para labores de espionaje en la zona, poco hay que decir.

Es éste el sello de los continuadores de Balaguer, aquéllos a quienes, al fusilar a Caamaño, el balaguerismo y el poder imperialista les allanaron el camino hacia el manejo de recursos millonarios y hacia la obtención de importantes cuotas de poder. Por eso pretenden que obviemos la injusticia y olvidemos las deudas de sangre… Es deber de conciencia rechazar esta pretensión… Y permanecer en pie de lucha, como lo hizo Caamaño.

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

Felucho anuncia tasa aeronáutica será elevada de 5 a 8 dólares Los operativos realizados por la DCND en San Cristóbal, Haina, San José de Ocoa y en los barrios Capotillo y Cristo Rey

1 Comment Add your own

  • 1. osvaldo valdez  |  February 11, 2008 at 8:30 pm

    no,no hay palabras para descrivir los ideales del comandante de abril,gente como ud. saben todos los que el queria para el pueblo dominicano cosas censillas que son del pueblo pero, nunca an tenido derecho a ellas educa,matar el hambre,libre espre,salud,pero sobre todo matar la ignorancia la corruccion y eldeceo de vender el pais como lo hacen todos nuestro fucking goviernos son verderos corructos y ladrones necesitamos muchos comandantes para destruirlo atodos sinoes en abril puedecer en cuarquiel fecha gracias

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


February 2007
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Blog Stats

  • 70,249 hits

%d bloggers like this: